Publicidad

Volumen 3. Número 3

Psicología Conductual, 1995, Volumen 3, Número 3

Número monográfico sobre Prevención del consumo

de sustancias psicoactivas

20 €
Mon95

¿Por qué las personas se inician en el consumo de drogas? propuesta de un modelo explicativo e implicaciones para el diseño de programas de prevención

Tomás Jesús Carrasco Giménez y María Luna Adame

Universidad de Granada (España)

 

Se han propuesto numerosos modelos teóricos para tratar de explicar por qué ciertas personas se inician en el consumo de drogas. En el presente artículo se describe un nuevo modelo que amplía el propuesto por Rothes y Janson (1988). Nuestro modelo incluye la curiosidad, como una variable de riesgo independiente, y la exposición a modelos que emplean la droga como recurso de afrontamiento como un factor que se sumaría al efecto del estrés como elemento de riesgo. En lo que se refiere a los factores de protección, añadimos las redes de apoyo social, la presencia en el repertorio conductual de los individuos de comportamientos incompatibles con el consumo de drogas y la exposición a modelos que no utilizan la droga como estrategia de afrontamiento.

 

 

Prevención del consumo de tabaco en niños/as y adolescentes

Steve Sussman

University of Southern California (USA)

 

Este artículo revisa, en primer lugar y de forma breve, la literatura existente sobre las consecuencias y la etiología del consumo de tabaco. A continuación, el artículo presenta numerosos principios que se pueden utilizar durante la aplicación de un programa para ejercer un efecto preventivo sobre el consumo de tabaco entre los jóvenes. A la hora de elegir el contenido de la programación debería tenerse en cuenta aquello que en el pasado haya supuesto un éxito a este respecto. Las intervenciones globales basadas en las influencias sociales han resultado ser las más efectivas, aunque también deberían tomarse en consideración los nuevos enfoques en los que se proporciona información acerca de las consecuencias físicas derivadas M consumo de tabaco. Asimismo, se debe tener en cuenta la modalidad de administración del material preventivo. La forma de administración del programa puede implicar uno o más canales diferentes, pero es importante atender siempre a las características de cada canal, Por ejemplo, los medios de comunicación pueden proporcionar información en el hogar, pero no suponen una interacción directa entre el receptor y quien aplica el programa. Es más, las características del público al que éste se dirige también han de tenerse en cuenta. Puede que sea necesario adaptar la programación a una nueva población-objetivo para conseguir una aceptación óptima. Con este propósito se podrían utilizar técnicas empíricas para adaptar los contenidos del programa. Finalmente, hay que pensar en la difusión de la programación. Un bloque preventivo sólido facilitaría la aplicación continuada del programa en entornos naturales.

 

 

La prevención del consumo de drogas en Estados Unidos

Ronald J. LaMarine

California State University (USA)

 

El consumo de drogas tiene una larga y pintoresca historia en Estados Unidos. Paralelamente a la historia del consumo de drogas ha habido una variedad de abordajes organizados para combatir este problema. Los primeros esfuerzos de prevención se manifestaron en los movimientos de templanza de los siglos XVII y XIX, que condujeron con el tiempo a prohibiciones legales. La aproximación "educacional" comenzó como una serie de programas cognitivos fuertemente complementados por algunas tácticas de incremento del miedo y, posteriormente, por la educación afectiva. La mayoría de estos programas resultaron poco efectivos y, en algunos casos, manifiestamente contraproducentes. El gobierno federal frecuentemente ha preferido apoyar esfuerzos de interdicción antes que demandar programas de reducción, El fracaso de la estrategia de interdicción condujo a un lento incremento de los gastos en prevención del consumo de drogas que se centraron en aproximaciones educacionales. Estos programas de prevención primaria han adoptado una aproximación bien evolutiva, bien de factor de riesgo o bien de influencias sociales. La literatura sobre investigación ofrece un mayor apoyo a la aproximación de las influencias sociales que se dirigen a variables psicológicas o sociales relacionadas con el inicio en el consumo de drogas.

 

 

Entrenamiento en habilidades para la vida y prevención del consumo de drogas en adolescentes: consideraciones teóricas y hallazgos empíricos

Gilbert J. Botvin

Cornell University (USA)

 

El consumo de tabaco, alcohol y otras drogas son serios problemas de salud pública a los que tienen que hacer frente la mayoría de los países del mundo. Los estudios que han evaluado la efectividad de los enfoques diseñados para prevenir estos problemas han encontrado que la mayoría de ellos son ineficaces. Sin embargo, hay una pequeña pero creciente evidencia basada en la investigación que muestra que los enfoques centrados en los factores sociales y psicológicos que promueven el consumo de tabaco, alcohol y drogas ilegales puede reducir la incidencia y prevalencia de estas conductas en comparación con grupos control. Uno de estos programas, denominado «Entrenamiento en habilidades para la vida» («Life Skills Training» LST) enseña a los adolescentes habilidades para resistir las influencias sociales para consumir drogas, y les enseña, asimismo, habilidades generales de automanejo y habilidades interpersonales. Los estudios que han evaluado el enfoque LST han encontrado que es capaz de producir reducciones iniciales en consumo de tabaco, alcohol y marihuana de un 50% o más. Con la aplicación de sesiones adicionales, el enfoque LST ha producido también reducciones a largo plazo, que se extienden hasta el final de la permanencia en los institutos (12º curso). Además de evaluar su efectividad a corto y largo plazo, la investigación basada en el enfoque LST ha incluido estudios dirigidos a evaluar su efectividad utilizando diferentes métodos de aplicación, con y sin sesiones adicionales, usando distintos administradores M programa y con diversas poblaciones. Estos estudios han comprendido desde estudios-piloto a pequeña escala que implicaron a pocas

 

 

Aproximaciones psicosociales a la prevención el uso de las investigaciones epidemiológicas etiológicas para el desarrollo de intervenciones efectivas

William B. Hansen

Wake Forest University

 

El fin de la prevención es evitar que la población se inicie en el mundo de las drogas. La clave del éxito en el desarrollo de programas radica en la comprensión de la influencia psicosocial y de los procesos que facilitan o impiden el comienzo de este comportamiento. La investigación sobre la prevención del consumo de drogas ha establecido los cimientos para el desarrollo de programas a través de la realización de investigaciones que se centran en la epidemiología y la etiología del comportamiento, los resultados obtenidos en estas áreas definen numerosos elementos que deben ser incluidos en los programas para que tengan éxito. Éstos incluyen (1) qué comportamientos están más necesitados de una intervención, (2) las edades durante las cuales deberían aplicarse las intervenciones, y (3) qué procesos mediacionales tienen potencial para convertir las intervenciones en resultados comportamentales. Los programas que fortalecen los mediadores preventivos, disminuyen los mediadores que incrementan el riesgo y son apropiados a la edad y cultura tendrán un efecto óptimo sobre el comportamiento.

 

 

Prevención del consumo de alcohol, tabaco y otras drogas entre los jóvenes:
recomendaciones para los futuros programas preventivos

Chudley E. Werch

University of North Florida (USA)

 

En el área de la prevención del consumo de drogas se carece hasta la fecha de una síntesis de las recomendaciones dirigidas a la actividad preventiva futura, extraídas a partir de los diferentes organismos nacionales y federales y de la literatura de investigación más reciente acerca de la prevención en dicha área. En este artículo se ha revisado la gama completa de recomendaciones referidas a los programas de prevención del consumo de drogas y el grado de consistencia de tales recomendaciones a través de sus distintas fuentes de procedencia. Como era de esperar, las recomendaciones más citadas en la literatura de investigación ponen el énfasis en los temas de investigación y en asuntos relacionados con el ámbito escolar. En cambio, las recomendaciones procedentes de los organismos nacionales y federales tienden a ser de mayor alcance y ofrecen una panorámica más amplia de la prevención, extendiéndose más allá de los centros escolares para incluir la comunidad. La presente revisión ha descubierto 11 recomendaciones destinadas a mejorar la prevención del consumo de drogas que se citan de forma consistente tanto en las revisiones de la investigación como en los informes de los organismos nacionales y federales. Además, existen otras recomendaciones que se citan de forma repetida en revisiones específicas, bien de la investigación sobre prevención o de documentos nacionales y federales. Tomando como base los hallazgos de esta revisión, se proporciona una serie de recomendaciones de carácter globalizador dirigidas a las futuras intervenciones en el campo de la prevención consumo de drogas.

 

 

Reflexiones sobre la psicología clínica en España y sobre la acreditación del psicólogo clínico
Francisco Bas Ramallo

Centro de Psicología Bertrand Russell, Madrid (España)  

 

Sin resumen